Archivo de la etiqueta: Ignacio Gutiérrez Padilla

Presuntos responsables: Jorge Olvera García, Alfredo Barrera Baca y Javier González Martínez

El Órgano Interno de Control en la UAEM ordenó, desde el 4 de febrero, iniciar la investigación derivado de que la UAEM no entregó al ISSEMYM las retenciones realizadas a sus trabajadores desde el 2015 hasta el 2018.

Después de dos años de estar en la congeladora de la Contraloría Universitaria comandada por Ignacio Gutiérrez Padilla, y gracias a que llegó el Órgano Interno de Control en la UAEM, mi denuncia por el tema de la ausencia de pagos al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios vuelve a ver la luz y a dar esperanza de que dichos procederes no queden impunes (aquí la nota publicada en 2018 con todos los detalles).

El día 19 de este mes, el Director de Investigación del Órgano Interno de Control en la Universidad Autónoma del Estado de México me notificó que es competente y que en consecuencia procedió a iniciar la investigación correspondiente por Presunta Responsabilidad Administrativa, con relación al oficio OSFEM/AEI/070/2018 de fecha 15 de noviembre de dos mil veintiuno, signado por el Titular de la Auditoría Especial de Investigación del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México, mediante el cual remitieron a la UAEM la denuncia interpuesta por el C. Augusto López.

El contenido del acuerdo consta de 23 páginas por lo que comparto algunos de los fragmentos que considero de mayor relevancia e interés público.

“De la denuncia se advierte presunta falta administrativa, relativa a posibles daños a la hacienda pública estatal y el patrimonio de la Universidad Autónoma del Estado de México, al no enterarse las retenciones por seguridad social al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios de los trabajadores de los servidores públicos de la Universidad Autónoma del Estado de México, en el periodo dos mil quince a dos mil dieciocho.”

En el segundo punto del acuerdo se ordena practicar las diligencias necesarias que permitan determinar la existencia o no de la presunta falta administrativa por parte de los CC. Jorge Olvera García, Alfredo Barrera Baca y Javier González Martínez Ex Rector, Rector y Ex Secretario de Administración, en la Universidad Autónoma del Estado de México, respectivamente.

Mientras que en el cuarto punto se expresa que “De la denuncia formulada se advierten posibles daños a la hacienda pública estatal y el patrimonio de la Universidad Autónoma del Estado de México, que para robustecerse requieren del elemento técnico como lo es la auditoría… por lo que se estima requerir dicha información a efecto de contar con mayores datos de prueba.”

Imagen de una parte de la notificación del inicio de investigación por parte del OIC

El engaño a los trabajadores universitarios, ejecutado por años desde la rectoría, sin informarles que sus retenciones e incluso otros descuentos personales que debían enterarse al ISSEMYM no estaban llegando a su destino, no había podido ser investigado porque la única denuncia fue bloqueada por la propia contraloría de la UAEM. Ahora el OIC la saca del pantano, por lo tanto el presunto daño a la hacienda pública y a la seguridad social podría tener consecuencias para los involucrados.

Aquí el video de la transmisión en vivo realizada inmediatamente después de haber sido notificado.

Ex contralor de la UAEM dentro de los 34 candidatos a Auditor Superior del OSFEM

La Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización de la 60 Legislatura, presidida por el diputado Tanech Sánchez Ángeles (morena), aprobó 34 de los 35 registros que recibió de aspirantes a integrar la terna de la que habrá de designarse al titular del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) y acordó que las entrevistas se realicen el 23 y 24 de enero.

En presencia del presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador del Grupo Parlamentario de morena, diputado Maurilio Hernández González, y del coordinador parlamentario del PRI, diputado Miguel Sámano Peralta, la Comisión avaló que los candidatos tengan 15 minutos de entrevista, divididos en 10 para su exposición y cinco para responder preguntas y ofrecer una conclusión. Morena podrá realizar dos preguntas y el PRI, PAN, PRD y los legisladores sin partido una pregunta por grupo parlamentario.

Los candidatos citados el 23 de enero para entrevistas en el Salón Narciso Bassols del Congreso local a partir de las 9:00 horas son: Miroslava Carrillo Martínez, Daniel Rodríguez Perdomo, Ana María Peñaflores RoOK dríguez, Luis Vázquez Pozas, Claudia Romero Landázuri, Alonso Álvarez Alvarado, Dante David Aguilera Morales, Efraín Urbina Monroy, José Antonio Delgado Sánchez, Rafael Funes Díaz, José David Arroyo Estrada, Sergio Torres Valle, Armando Sergio Lara Pérez, Gustavo Antonio Salazar Becerril, Ignacio Gutiérrez Padilla, José Luis García Ajuria y Eva Mariana López Olvera.

Ignacio Gutiérrez Padilla
Ignacio Gutiérrez Padilla

En tanto que los candidatos citados para el 24 de enero en el recinto y la hora mencionados son José Manuel Gómez García, Román Villanueva Tostado, Luis Alejandro Juárez Valle, Abraham Martínez Alfaro, Alejandro Esquivel Ávila, Jesús Edgar Martínez Gama, Lázaro Millán Vilchis, Irma González Becerra, José Edgar Ángeles Reyes, Marcos Rafael García Pérez, Isaac Carmona García, Jesús Pérez Montoya, Sergio Paul Monroy Vicenteño, Rogelio Santillán Buelna, María de los Ángeles Ramírez Martínez, Ileana Abigail Bustamante Sánchez y Alma Janette Caballero Villegas.

Por unanimidad, la Comisión rechazó el registro de José Pilar Jesús Tristán Torres, al considerar que entregó una constancia domiciliaria expedida por el delegado municipal y no por el secretario del ayuntamiento, tal como lo establecía la convocatoria, en tanto que consideró procedentes las solicitudes de registro de tres aspirantes, quienes entregaron un informe de antecedentes no penales y no un certificado de antecedentes no penales, ya que coincidieron en que no se especificó en la convocatoria cuál de los dos documentos se requería.

La diputada Araceli Casasola Salazar (PRD) expresó su inconformidad con los criterios de aceptación de los requisitos de los candidatos, y cuestionó los criterios para acreditar la experiencia de los aspirantes sobre todo en auditoría financiera o control, por lo cual votó en contra de la aprobación de los aspirantes, en tanto que la diputada Karla Leticia Fiesco García (PAN) propuso que se compartieran los documentos de los aspirantes a los integrantes de la Comisión, así como sus planes de trabajo para analizarlos a detalle.

1651c

El diputado Tanech Sánchez expresó que el perfil de todos los candidatos aceptados correspondía con la experiencia solicitada y especificó que se podría ahondar más a detalle en las cualidades de cada uno en las entrevistas. Ofreció que la Secretaría Técnica de la Comisión se acercaría con los legisladores para ofrecer una revisión a detalle de la documentación.

Los legisladores de morena Valentín González Bautista, Karina Labastida Sotelo, Azucena Cisneros Coss; el diputado priista Miguel Sámano; el diputado panista Edgar Armando Olvera Higuera, y el legislador sin partido Carlos Loman Delgado coincidieron en que con las entrevistas se podrá conocer mejor la experiencia de los candidatos a auditor superior.

En la reunión también estuvieron presentes los diputados de morena Dionicio Jorge García Sánchez y Gerardo Ulloa Pérez; las legisladora priistas Iveth Bernal Casique y Lilia Urbina Salazar, y el legislador sin partido Juan Carlos Soto Ibarra.

El 13 de enero se publicó en la Gaceta del Gobierno del Estado de México la convocatoria para la selección de aspirantes a integrar la terna de la que habrá de designarse al auditor superior y la Comisión recibió la documentación de los aspirantes del 14 al 20 de enero, por lo que procede ahora continúa la etapa de entrevistas, después de lo cual se presentará una propuesta de tres aspirantes a la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

A su vez, la Jucopo propondrá la terna al Pleno legislativo para que designe al nuevo titular del OSFEM con la votación de al menos dos terceras partes de los legisladores presentes durante la sesión, aunque en caso de que ningún aspirante logre esa votación, la Comisión designará una nueva terna, con nuevas propuestas, y así sucesivamente.

Los resultados emitidos por la Comisión no podrán ser recurribles por los aspirantes y el nuevo auditor superior desempeñará sus funciones desde su toma de protesta hasta el 31 de diciembre de 2024.

Desde hace 3 meses hay denuncia por la deuda de la UAEM al Issemym

Desde hace tres meses tanto el Fiscal de Justicia del Estado de México y el Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción recibieron la denuncia, pero no se sabe si hay avances en la carpeta de investigación.

La denuncia fue doblemente presentada, por el académico e investigador Fermín Carreño Meléndez, primero en la oficina del Fiscal de Justicia del Estado de México, Lic. Alejandro Gómez Sánchez, el día 1 de marzo de este año y el 3 del mismo mes y año al Lic. José de la Luz Viñas Correa, Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción.

El escrito consta de 9 hojas y una memoria USB y lo que se denuncia son actos y hechos delictuosos cometidos en agravio del patrimonio de la Universidad Autónoma del Estado de México, de sus trabajadores, del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios, en contra de quienes resulten responsables de no haber enterado las cuotas y aportaciones en tiempo y forma al Issemym.

2019-06-08 21_52_01-Denuncia por falta de pagos al Issemym.pdf - Adobe Acrobat Reader DC

Es notorio el impacto negativo que ha tenido la falta de pagos por parte de la UAEM al Issemym, que inició estando como rector Jorge Olvera García y que continua con Alfredo Barrera Baca, por lo que ha obstaculizado la obligación que tiene el Instituto para ofrecer a sus derechohabientes servicios de manera oportuna y de calidad, así como ampliarlos, mejorarlos y modernizarlos.

 

En la denuncia se advierte que desde el 2014 comenzaron a registrar los desfases de pago y a partir de junio de 2015 se dejó de pagar, pero el rector Jorge Olvera García, el Secretario de Administración, Javier González Martínez y el contralor interno, Ignacio Gutiérrez padilla nunca dejaron de firmar bajo protesta de decir verdad, los estados de actividades, en los que se reportaban egresos en el rubro de Seguridad Social. Dicho de otra manera, siempre reportaron que sí pagaban al Issemym cuando en realidad no lo estaban haciendo.

Desde el 2015 hasta el día de hoy la UAEM solo ha podido acreditar cuatro pagos, en un periodo de cuatro años, todos realizados en el 2016, el año en que hicimos público el primer adeudo millonario de 849 millones de pesos. en tiempo record y sin dinero suficiente, Olvera consiguió convenio con el Issemym pagando un poco más de 600 millones de pesos, que no tenía la Universidad pero que alguien por medio de varias transferencias millonarias en un solo día hizo a la UAEM, y en el mismo día todo ese dinero se entregó al Issemym. El monto más alto fue de 476 millones.

476mill

 

Recientemente y a raíz de un comentario de Carreño en Twitter, Javier González Martínez, secretario de Finanzas de la UAEM, le lanzó el desafío de que, si contaba pruebas de presunto desvío de recursos, él mismo lo acompañaría a presentar la denuncia. Como respuesta por parte de Carreño Meléndez hubo aceptación del reto. Pero parece que desde hace tres meses se la adelantó Fermín al que no pagó al Issemym desde la administración de Jorge Olvera García hasta la fecha, pero que ahora pretende que se le vea como el más responsable de los administradores financieros.

2019-06-07 19_20_15-Fermín Carreño M en Twitter_ _@UAEM_MX @Rector_UAEM @PressUniUAEM @maxcorreah @G

En las últimas horas una cuenta falsa posiblemente relacionada con la Dirección de Comunicación Universitaria, nos compartió la entrevista que Javier González tuvo en Tv Mexiquense.

Entre varias de las cuestionables declaraciones, uno de los datos que llamó la atención es la reducción de deuda que expresó Javier durante la entrevista, pues dijo que actualmente se debían al Issemym 1500 millones de pesos, cuando en realidad y según la cartera de adeudos al 30 de abril de 2019, emitida por el propio Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios, se puede apreciar que el monto hasta ese momento era de  2,659 millones de pesos, y para estas fechas el adeudo puede estar rebasando los 2, 700 millones.

Pero no se le puede pedir mucho a González, quien se hace bolas con un siple cheque de 25 mil pesos, ya está mas que visto que lo suyo no es la seriedad en el manejo de los recursos o por lo menos no en los de la UAEM, habría que checar si es igual en los suyos.

2019-06-09 15_02_15-Añadir marca

 

A casi cuatro años de violentar la Ley de Seguridad social aplicable, evadiendo sostenidamente pagarle al Issemym, la denuncia de Fermín Carreño sin duda se suma a los aceleradores que obligaron a las autoridades implicadas a buscar una solución para el casi mágico mejoramiento de las finanzas universitarias, de esta manera se pondrán las cuentas al corriente y con ello se pretende eliminar el evidente daño patrimonial a las instituciones, a los trabajadores universitarios y derechohabientes del Issemym.

Pero poner las cuentas al corriente no debe ser pretexto para que se deje de investigar la ruta irregular que han tenido los recursos financieros desde que Gonzáles Martínez ha estado como encargado de ellos.

Esperamos que la FGJ haga lo propio y no permita que una mano negra, desde la calle de Lerdo, obstaculice los avances de la investigación.

Mientras llegan los resultados es de reconocerse la convicción y determinación de Fermín Carreño, quien ha hecho lo que no hicieron quienes, teniendo las mismas o mayores evidencias, estaban obligados a hacerlo, tal es el caso del supuesto Contralor Interno de la UAEM y el Osfem.

Seguramente vendrá una fuerte campaña mediática (no se sabe si fiada o pagada) para que los irresponsables y coautores de los problemas financieros, sean presentados como  mesías que salvaron a la UAEMéx y crean que ahora los afectados deben aplaudirles.

Así manipularon la información en el caso Camacho Quiroz

Por: Augusto López V.

Parece que el rector y el contralor de la UAEM, han manipulado la información que obra en su poder para negar que existan contratos y permisos flagrantemente violatorios de la legislación universitaria, otorgados a César Octavio Camacho Quiroz.

Es importante recuperar las últimas declaraciones de Alfredo Barrera Baca, sobre el caso Camacho Quiroz, en las que se expresaba:

  1. “Los universitarios tienen la posibilidad de una licencia sin goce de sueldo para ocupar cargos públicos que es a lo que él accedió, a ese derecho universitario”
  2. “Se desempeñó como profesor de asignatura en la UAEM, después por concurso curricular y de oposición obtuvo una plaza de profesor de tiempo completo.”

En el mismo sentido el contralor, Ignacio Gutierrez Padilla, ha señalado sobre el servidor público en cuestión, que:

  1. En diciembre de 2012 solicitó un permiso sin goce de sueldo y en agosto de 2018 se reintegró a su plaza como Profesor Temporal Interino Tiempo Completo “F”.
  2. Recibió contrato como Profesor Temporal Interino Tiempo Completo “F” hasta 2012, es decir, 30 años después de iniciar su labor docente en la institución.
  3. Ignacio Gutiérrez Padilla también puntualizo en las declaraciones a un medio de comunicación que en agosto de 2018 se reintegró a su plaza en la Facultad de Derecho y en noviembre pasado nuevamente solicitó permiso sin goce de sueldo. “Cobró de la primera quincena de agosto a la segunda quincena de octubre”.

Por lo anterior, este medio informativo solicitó la documentación oficial pertinente para validar los dichos del rector y contralor, entre la que destaca:

  1. Copia de todas las solicitudes de permisos sin goce de sueldo que tramitó César Octavio Camacho Quiroz desde 1982 y todos los oficios y cualquier otro documento que se generó, en respuesta a esas solicitudes, por parte de la UAEM.
  2. Copia de todos los cheques cancelados y que no cobró César Camacho, tal como lo refirió el contralor.
  3. Copia de todas las actas de consejo de gobierno en las que se autoriza la reincorporación de César Octavio Camacho Quiroz a la Facultad de Derecho y a cualquier otro espacio académico de la UAEM. Lo anterior desde el periodo comprendido del año 2012 hasta el 2019.
  4. Copia de todos los Dictámenes de Consejo Académico emitidos desde el año 2012 hasta el 2018, respecto a la reincorporación de César Octavio Camacho Quiroz a la Facultad de Derecho.
  5. Copias de los listados de nombre «Firmas por lugar de pago, la general y la complementaria en las que firmó César Octavio Camacho Quiroz de la primera quincena de agosto a la primera quincena de noviembre del año 2018.
  6. Contrato laboral que respalda la reincorporación de César Octavio Camacho Quiroz a la UAEM durante el periodo 2018B.
  7. Actas de consejo académico y de gobierno, ordinarias y extra ordinarias de la Facultad de Derecho, de los meses de junio, julio, agosto y septiembre del año 2018
  8. Asignaturas y horarios en los que las impartió, César Octavio Camacho Quiroz, durante el periodo 2018B

Los documentos y respuestas recibidas fueron las siguientes:

  1. El 21 de febrero de 2019, la universidad envió un archivo electrónico y refirió que ahí se encontraba la información con la que se la institución cuenta, según la respuesta a la solicitud 00138/UAEM/IP/2019.
  2. La UAEM entregó copia de algunos cheques con el sello de cancelado y otros sin él, a nombre de César Camacho Quiroz, que amparan el periodo de enero de 2014 hasta 31 de julio de 2018.
  3. La Universidad manifestó que “en los archivos con los que cuenta la Facultad de Derecho, no se tiene registro de la información solicitada”. Según lo contenido en el oficio de respuesta a la solicitud 00145/UAEM/IP/2019.
  4. La Máxima Casa de Estudios del Estado de México aseveró que: “en los archivos con los que cuenta la Facultad de Derecho, no se tiene registro de la información solicitada”. Según lo contenido en el oficio de respuesta a la solicitud 00144/UAEM/IP/2019.
  5. La Auriverde como parte de la respuesta a la solicitud 00146/UAEM/IP/2019 afirmó que: “en los formatos denominados “Firmas por lugar de pago” de la Facultad de Derecho no se encuentra registro del C. César Octavio Camacho Quiroz, por lo atento no es posible atender su petición en los términos requeridos.
  6. La UAEM entregó el contrato laboral que respalda la reincorporación de Cesar Octavio Camacho Quiroz a la UAEM durante el periodo 2018B, como Profesor Interino “F”. Según lo contenido en el oficio de respuesta a la solicitud 00149/UAEM/IP/2019.
  7. Se entregaron actas de sesiones ordinarias de los consejos académicos y de gobierno de la Facultad de Derecho, de los meses de junio, julio, agosto y septiembre del año 2018, así como de la sesión extraordinaria del mes de junio en documentos electrónicos adjuntos en la respuesta a la solicitud 00150/UAEM/IP/2019.
  8. La Universidad a través de Hugo Edgar Chaparro Campos, señaló en la respuesta a la solicitud 00151/UAEM/IP/2019: “…hacemos de su conocimiento que el C. Cesar Octavio Camacho Quiroz no impartió clases en el periodo 2018B.”

Al contrastar las declaraciones con los documentos oficiales, y resaltando que la UAEM entregó toda la información que está en su poder, se detectaron las siguientes irregularidades:

  • Respecto a los permisos sin goce de sueldo, la UAEM autorizó de manera indebida, el 17 de julio de 1996, el permiso supuestamente solicitado por César Camacho (la Universidad no aportó la solicitud elaborada por el interesado), para ocupar el cargo de Gobernador del Estado de México (que fue del 2 de julio de 1995 al 15 de septiembre de 1999). Marco A. Morales Gómez, rector en esos días, otorgó el permiso.
  • El 13 de agosto de 1999, César Octavio Camacho envía una solicitud de reinstalación a sus cátedras, al rector Uriel Galicia Hernández, quien autoriza su regreso el 18 de agosto del mismo año.
  • Con fecha de 19 de octubre de 2007 y después de un año de estar laborando fuera de la administración universitaria Camacho solicita otro permiso retroactivo al 1 de septiembre de 2006 ya que en esos años fue diputado federal por el PRI (del 2006 al 2009). Esta solicitud generó la intervención de Luis Alfonso Guadarrama Rico, quien solicitó al director de recursos humanos de la UAEM, Julio César Olvera García, solventara la solicitud acorde a la legislación universitaria vigente. La autorización fue firmada por José Martínez Vilchis seis meses antes de que el interesado concluyera sus funciones de Diputado Federal.
  • Las dos solicitudes de permisos utilizan como supuesto fundamento legal, el artículo 39 inciso “h” del Reglamento Interior de Trabajo del Personal Académico de la UAEM, y bajo los mismos argumentos se le autorizan los permisos. Además, en el segundo permiso José Martínez Vilchis, asesorado por Olvera García, incluyó en los fundamentos de la autorización el artículo 132 de la Ley Federal del Trabajo. Además de que los permisos fueron extemporáneos se descubrieron otras fuertes irregularidades.

Para verificar que sustento legal era aplicable y vigente en los permisos de César Octavio Camacho Quiroz se consultó la legislación universitaria de esos años, de esta manera se encontró que a partir del 30 de abril de 1985 entró en vigor el Reglamento del Personal Académico de la Universidad Autónoma del Estado de México (10 años antes de que Camacho solicitara su primer permiso), y en su artículo 39 no se establece nada que tenga que ver con permisos con o sin goce de sueldo ni tiene inciso “h”, tal como se puede comprobar a continuación:

Artículo 39. Para ingresar o ser promovido como Profesor o Investigador de Carrera, Categoría B, se requiere:

  1. Tener título de licenciatura o estudios que acrediten una preparación académica equivalente.
  2. Tener una antigüedad mínima de dos años como Profesor o Investigador de Carrera o carga académica equivalente.

III. Acreditar la calificación prevista en el artículo 58 de este Reglamento.

  1. Haber obtenido el dictamen favorable del Consejo Académico respectivo, a partir del Juicio de Promoción, o del Concurso de Oposición convocados al efecto.

Por lo que se deduce que ninguno de los servidores públicos involucrados, incluidos los rectores, conocían la legislación universitaria vigente y por lo tanto su autorización era flagrantemente improcedente. El fundamento adecuado debió ser el siguiente:

Artículo 62. El Director de la Escuela o Facultad acordará las solicitudes de licencia que presenten los miembros del Personal

Académico, en los siguientes casos:

  1. Sin goce de sueldo, debiendo tener una antigüedad mínima de dos años, previo dictamen y resolución de los Consejos Académico y de Gobierno respectivamente:
  2. Por ocupar un cargo en la administración universitaria, por el tiempo que éste dure.
  3. Por motivos personales, por un período no mayor de un año.

Es evidente que los permisos otorgados están fuera de lo permitido en la legislación universitaria por que los dos permisos extemporáneos de Camacho no fueron para ocupar un cargo en la administración universitaria, por lo tanto, debían tener la vigencia de un año, pero la suma de sus dos permisos fue de siete años. Además, ese tipo de permisos se debe otorgar solo una vez. Por lo tanto, todos los años que el consentido de los rectores ha laborado fuera de la UAEM no deberían ser computados como tiempo efectivo de servicios en la Universidad, tal como se estipula en el artículo 64 del mismo reglamento.

Otro momento en el que los rectores se pasaron por el arco del triunfo la legislación universitaria fue en el relacionado al otorgamiento de permisos y la reincorporación de su gurú partidista, pues esos trámites deben hacerse a través del Consejo de Gobierno, previo dictamen del Consejo Académico justo como se establece en el artículo 64-A del Reglamento del Personal Académico de la UAEM: “El Personal Académico que se separe de la Universidad durante un lapso mayor de los especificados en este capítulo, podrá reincorporarse a la Institución, en la categoría que tenía a la fecha de la separación, siempre y cuando el Consejo de Gobierno, previo dictamen del Consejo Académico, determine que son necesarios sus servicios para la Escuela o Facultad correspondiente y exista posibilidad presupuestal”. En el caso que nos ocupa todo fue a través de los rectores, con lo que se dejó en evidencia que es mera simulación la supuesta independencia de los órganos de gobierno.

Otra jugada sucia para echarle la mano al exgobernador del estado de México fue incluir en su último permiso el artículo 132, fracción X, de la Ley Federal del Trabajo en el que se señala:

X.- Permitir a los trabajadores faltar a su trabajo para desempeñar una comisión accidental o permanente de su sindicato o del Estado, siempre que avisen con la oportunidad debida y que el número de trabajadores comisionados no sea tal que perjudique la buena marcha del establecimiento. El tiempo perdido podrá descontarse al trabajador a no ser que lo compense con un tiempo igual de trabajo efectivo. Cuando la comisión sea de carácter permanente, el trabajador o trabajadores podrán volver al puesto que ocupaban, conservando todos sus derechos, siempre y cuando regresen a su trabajo dentro del término de seis años. Los substitutos tendrán el carácter de interinos, considerándolos como de planta después de seis años.

Entonces resalta la improcedencia en las solicitudes de Camacho, pues en los dos casos las peticiones fueron un año después de iniciar el cargo fuera de la UAEM, por lo que no se puede considerar que hubiera avisado con la oportunidad debida, como se establece en la Ley Federal del Trabajo.

Pero no todo termina ahí, pues después del año 2007 y hasta el periodo escolar 2018B la UAEM no entregó ningún documento con el que acreditara que César Camacho solicitó algún permiso sin goce de sueldo para ausentarse de sus actividades de profesor de asignatura, y como profesor interino de tiempo completo “F”, aun cuando estaba obligado a hacerlo, pues de diciembre del 2012 hasta agosto del 2015 fue Presidente Nacional del PRI, después, del 1 de septiembre del 2015 hasta el 31 de enero del 2018 Diputado plurinominal por el PRI. En este punto es notorio que tanto Alfredo Barrera Baca e Ignacio Gutiérrez Padilla mintieron descaradamente cuando afirmaron ante medios de comunicación que Camacho contaba con un permiso que cubría su ausencia del 2012 al 2018, pero cuando se les solicitaron los documentos no entregaron nada.

La UAEM tampoco pudo aportar los dictámenes del Consejo Académico, en los que se determinó que eran necesarios los servicios de Quiroz y que por lo tanto debía regresar. Los dictámenes deberían estar contenidos en las actas de consejo de gobierno, pero debemos recordar que la Universidad manifestó que “en los archivos con los que cuenta la Facultad de Derecho, no se tiene registro de la información solicitada”; según lo contenido en el oficio de respuesta a la solicitud 00145/UAEM/IP/2019.

Para concluir con la cadena de irregularidades, por parte del rector y el contralor de la UAEM, es preciso recordar que la Universidad mencionó que en agosto de 2018 César Octavio Camacho Quiroz se reintegró a su plaza en la Facultad de Derecho y en noviembre del mismo año nuevamente solicitó permiso sin goce de sueldo, y que “cobró de la primera quincena de agosto a la segunda quincena de octubre (de ese año)”, pero al solicitarle las asignaturas y horarios de Cesar Octavio Camacho Quiroz para el periodo 2018B la UAEM puntualizó que: “…hacemos de su conocimiento que el C. Cesar Octavio Camacho Quiroz no impartió clases en el periodo 2018B”. Entonces si cobró seis quincenas y no dio clase en las que tiene definitividad, ni tampoco como profesor interino de tiempo completo “F” ¿la universidad estaría haciendo evidente que cobró sin trabajar y que sí es aviador?

Además la UAEM unicamente envió copia de los cheques a partir del 15 de enero de 2014 al 31 de julio del 2018, presentando sello de cancelado los de los años 2014 hasta mayo de 2017, y no entregó los correspondientes a los años 2012 y 2013.

No cabe duda que cualquier otro trabajador que estuviera en una situación similar a la deCésar Camacho Quiroz ya habría perdido sus definitividades, tiempo completo y el empleo. Pero hay supuestas autonomías que tienen el vicio empedernido de prostituirse cuando se trata de beneficiar a priistas VIP.

Mientras esperamos las nuevas maromas que se harán para manipular a la opinión pública buscando defender lo indefendible, se deja la invitación a Alfredo Barrera Baca para que renuncie, pues en este momento es lo mejor que puede hacer para él y para la UAEM.

2019-03-10 01_20_20-Cheques CCQ

Te puede interesar:

Consentido por rectores, Camacho Quiroz gozó de Tiempo Completo “F” desde 2012

Con desconocimiento de la legislación universitaria defiende rector a Camacho

Continúan irregularidades en el caso Camacho Quiroz

Por: Augusto López.

Las recientes declaraciones de Ignacio Gutiérrez Padilla no alcanzaron para aclarar por qué la UAEM realizó contrataciones por encima de la legislación universitaria en el caso Camacho Quiroz

La investigación sobre la relación laboral entre la UAEM y Camacho Quiroz inició con la solicitud de información pública 00493/UAEM/IP/2018:

“Solicito la siguiente información sobre César Octavio Camacho Quiroz: Curriculum vitae, contratos laborales que ha tenido y tiene con la UAEM, categorías salariales que ha tenido y la que actualmente tiene en la UAEM, espacios académicos en los que ha dado clases.”

Mediante un escrito del día 10 de diciembre de 2018, la UAEM solicitó más tiempo para entregar la información solicitada bajo el siguiente argumento:

“…se le hace de su conocimiento que el plazo de 15 días hábiles para atender su solicitud de información ha sido prorrogado por 7 días en virtud de las siguientes razones…  el Comité de Transparencia de la Universidad Autónoma del Estado de México aprobó la prórroga de la solicitud de información con número de folio 00493/UAEM/IP/2018, toda vez que se está realizando una búsqueda de la información solicitada con el fin de garantizar el derecho de acceso a la información del particular.”

El día 07 de enero de 2019, llegó la respuesta definitiva de la UAEM en la que se asevera lo siguiente:

“…hacemos de su conocimiento en archivo electrónico adjunto encontrará el expediente laboral con que se cuenta del C. César Octavio Camacho Quiroz, en versión pública, así como el Acuerdo de Clasificación de Información Confidencial UAEM/CI/CIC/0069/18.

De igual forma le informamos que las categorías que ha ocupado en la Universidad Autónoma del Estado de México son: Docente por Asignatura y Profesor temporal-interino con salario equivalente a profesor de tiempo completo Categoría “F”.

Espacios académicos donde ha impartido asignatura: Facultad de Derecho y Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública.”

Con lo anterior se entiende que la UAEM buscó y entregó toda la información sobre Camacho Quiroz, en específico, Curriculum Vitae, contratos laborales que ha tenido y tiene con la UAEM, categorías salariales que ha tenido hasta el 2018 en la UAEM y espacios académicos en los que ha dado clases.

Da clic en la imagen y accede a todos los contratos laborales que la UAEM manifestó tener de Cesar Octavio Camacho Quiroz.

contrato 2012

Algunas puntualizaciones que se derivan de la respuesta de la UAEM a nuestra solicitud son:

  1. El único documento que tiene la UAEM referente al Curriculum Vitae de Camacho Quiroz es, su título de licenciado en derecho, expedido por la UAEM el día 6 de agosto de 1982.
  2. Las únicas evidencias que la UAEM aportó después de su “ardua búsqueda” respecto a contratos laborales que ha tenido y tiene con César Octavio Camacho Quiroz son, 12 contratos individuales de trabajo, con duración de seis meses cada uno.
  3. Los puestos o actividades declaradas en los contratos desde el 2012 hasta el 2018 sólo son, profesor temporal interino tiempo completo “F” y profesor temporal interino con salario equivalente a tiempo completo “F”, con adscripción en la Facultad de Derecho.

Sin embargo, después de publicar la nota Consentido por rectores, Camacho Quiroz gozó de Tiempo Completo “F” desde 2012, por medio del portal digitalmex.com la UAEM, a través del contralor universitario Ignacio Gutiérrez Padilla, reveló información que omitió entregar en nuestra solicitud de información pública 00493/UAEM/IP/2018, con lo cual la institución educativa violentó el derecho al acceso a la información pública.

En la entrevista concedida a la reportera Araceli Soto, el contralor pretende aclarar las irregularidades que expusimos respecto a las formas de contratación del exgobernador Cesar Camacho. Entre los argumentos centrales de Gutiérrez Padilla resaltan los siguientes:

  • Cesar Octavio fue parte del claustro universitario desde octubre de 1982 (tres meses después de que la UAEM expidió el título de licenciado en derecho).
  • Desde 1982 se salta hasta el año 2012 y refiere que Camacho solicitó permiso sin goce de sueldo con duración de casi seis años, para reintegrarse a sus labores como “Profesor Temporal Interino Tiempo Completo “F”” a partir de agosto de 2018 y hasta la segunda quincena del mes de octubre del mismo año (correspondiente al periodo escolar 2018B), después pide de nuevo permiso sin goce de sueldo.
  • La tesorería canceló cheques que no fueron cobrados por Camacho.
  • Le reconoce 30 años de labor docente antes de que le dieran contrato como “Profesor Temporal Interino Tiempo Completo “F””.

A pesar de las declaraciones del contralor universitario, continúan inconsistencias y violaciones a la legislación universitaria, por ejemplo:

Si Camacho Quiroz fue trabajador de la UAEM desde 1982 ¿por qué la UAEM omitió entregar evidencia documental sobre esa información vía SAIMEX?

Según Gutiérrez Padilla, Camacho Quiroz regresó en el periodo de 2018B, pero la UAEM no entregó el contrato correspondiente para atender la solicitud de información pública 00493/UAEM/IP/2018.

El hecho de que Camacho Quiroz laborara supuestamente como profesor de asignatura desde 1982 no es suficiente para que la UAEM le otorgara el cargo de “Profesor temporal interino tiempo completo “F”, pues el Reglamento del Personal Académico de la Universidad Autónoma del Estado de México refiere en el artículo 24 que “Los Profesores Interinos de Asignatura ocuparán en todos los casos, la categoría A, prevista para los Profesores Definitivos de Asignatura.”, es decir Cesar Octavio Camacho Quiroz según la legislación universitaria, debió iniciar con la categoría “A” y no con la “F”. Con lo que se hace evidente un aparente trato especial a Quiroz que transgrede la legislación universitaria.

En el artículo 26 del mismo reglamento se establece que las contrataciones de este tipo no deberán ser mayores a un año lectivo, pero en el caso del también Doctor Honoris Causa de la UAEM, se pasó por encima de lo estipulado en el reglamento y en lugar de un año la contratación duró seis anualidades, y con la máxima categoría.

Además el artículo 27 del reglamento citado establece que la recontratación podrá ser “…por otra sola ocasión, no mayor de un año lectivo…”, y puntualiza que “En todos los casos, al acumular dos contratos como Profesor Interino en la asignatura de que se trate, sólo podrá seguir laborando si en el Concurso de Oposición al que se someta se le otorga la definitividad”, pero en el caso de Camacho fueron 12 contratos, y a pesar de que no existió Concurso de Oposición le continuaron renovando los contratos cada seis meses hasta el 2018, en todos los casos como “temporal Interino” y con la categoría “F”, otra violación a la legislación universitaria.

Respecto al permiso por casi seis años referido por Ignacio Gutiérrez, no mencionó si fue en un solo documento o si Camacho renovaba cada seis meses la solicitud de permiso. En cualquier caso, resulta ilógico que ante un permiso de tanto tiempo la UAEM religiosamente le haya renovado por 11 ocasiones sus contratos.

Sobre los permisos sin goce de sueldo referidos por el contralor universitario, el Artículo 62, fracción II del RPAUAEM, establece que se podrán otorgar por tiempo indefinido sólo en el caso de que el solicitante ocupara un cargo en la administración universitaria, pero si el motivo de la solicitud de permiso es por motivos personales, la duración máxima debería ser de un año. En el caso del exgobernador han sido seis años, es decir cinco años más de lo permitido.

Además, de acuerdo con el artículo 64-A, del mismo reglamento, Camacho Quiroz rebaso el límite de tiempo permitido para los permisos sin goce de sueldo y, por lo tanto, para poder reincorporarse a la UAEM debería haber una autorización por parte del Consejo de Gobierno, previo dictamen del Consejo Académico.

Por otra parte, es importante destacar los cargos públicos que Camacho ha tenido en el periodo de tiempo que fue contratado por la UAEM y que serían un fuerte obstáculo para que pudiera cubrir las 36 horas de asignaturas que estaba obligado a cumplir como docente interino de “Tiempo Completo”:

Gobernador del estado de México del 2 de julio de 1995 al 15 de septiembre de 1999 (en este año la UAEM le entregó el Doctorado Honoris Causa).

Presidente de la Fundación UAEMex del 2004 a 2013.

Presidente Nacional del PRI, de diciembre del 2012 hasta agosto del 2015.

Diputado plurinominal por el PRI, desde el 1 de septiembre del 2015 hasta el 31 de enero del 2018.

En conclusión, se hace evidente que, amparados por la supuesta autonomía universitaria, se realizan serias violaciones a la legislación universitaria, tendientes a quedar bien con a priistas VIP. Es por ello que los rectores y contralores ante estos casos hacen como que la virgen les habla. Mientras eso sucede cientos de docentes deberán reflexionar si siguen esperando, por tiempo indefinido, un mejor salario o se vuelven protagonistas del rescate urgente a la Universidad Autónoma del Estado de México.

Consulta aquí el Reglamento del Personal Académico de la UAEM

 

Te puede interesar:

Luz María Zarza Delgado
Luz María Zarza Delgado

Luz María Zarza Delgado, otro Tiempo Completo bendecido por rectores

Así simularon destinar millones al ISSEMYM

El modus operandi de los funcionarios de cuello blanco queda descubierto.

Por: Augusto Lo.Ve.
21/agosto/2018

La mayor parte del año 2014 todo parecías ir sobre ruedas, se pagó al ISSEMYM lo señalado en los formatos de “Referencia de Pago” emitidos por el instituto, sin embargo, en mayo de ese año se registró un desfase de pago  que continuó hasta octubre del mismo año, después ya no se aportó lo que correspondía a los meses de noviembre y diciembre, así que el saldo pendiente por pagar en ese año, según la suma de las referencias de pago, fue de $77,104,854.15 (pesos mexicanos y sin incluir las actualizaciones y recargos); sin embargo, en los “Estados de Actividades” firmados por Javier González Martínez (desde entonces Secretario de Administración de la UAEM), Jorge Olvera García (en ese tiempo rector de la UAEM) e Ignacio Gutiérrez Padilla (desde entonces contralor de la UAEM), la suma de lo reportado como egresos en esos dos meses, para Seguridad Social, fue de $47,021,286.98 MXN, millones que no llegaron en tiempo y forma al ISSEMYM.

2018-08-21 10_36_21-concentrado de comprobantes de pago al ISSEMYM 2018.xlsx - Excel (Error de activ

¿Por qué reportaron como egresos millones de pesos que en realidad no llegaron al ISSEMYM en el periodo correspondiente?

¿Qué uso se les dio a esos 47 millones de pesos?

¿En el caso de que esos millones hubieran generado rendimientos, quién se  habría beneficiado de ellos?

En el 2015, casi la totalidad de los pagos registrados fueron extemporáneos y de junio a diciembre, según los documentos enviados en respuesta a las solicitudes de información pública, en poder de este medio informativo, la UAEM no pagó nada al ISSEMYM, pero Javier González Martínez, Jorge Olvera García e Ignacio Gutiérrez Padilla, sí reportaron egresos para el pago de Seguridad Social, en el mismo periodo,  según los “Estados de Actividades”, dando un total de $177,029,245.72 MXN. Por otro lado el monto que debió pagarse al ISSEMYM en ese periodo, y no lo hicieron, fue de $287,120,214.58, para no generar actualizaciones y recargos.

2018-08-21 10_41_33-concentrado de comprobantes de pago al ISSEMYM 2018.xlsx - Excel (Error de activ

¿Qué hicieron los funcionarios responsables de la UAEM con esos 177 millones reportados como gastados de junio a diciembre del 2015?

 

La ausencia total de pagos en el 2016 se registró en nueve meses, de enero a mayo y de septiembre a diciembre, pero la suma reportada como saliente de la UAEM respecto al rubro de Seguridad Social fue de $336,360,701.54 según los “Estados de Actividades” de esos meses. En este año llama la atención que los únicos pagos que tuvieron respaldo del documento “Comprobante de pago” emitido por el ISSEMYM, se generaron en los meses de junio, julio y agosto. El 6 de junio del 2016, el ISSEMYM emitó el importe de la deuda que en ese momento tenía la UAEM por un total de $849,915,512.05, como parte de la respuesta a la solicitud de información pública 00134/ISSEMYM/IP/2016 y seis días después la UAEM realizó dos pagos, que en ese mes fueron por un total de $41,734,467.10. El 9 julio del mismo año, la deuda se publicó en dos medios informativos y después la universidad realizó en una sola exhibición un pago de $600,111,319.46. En agosto realiza otro pago y después los suspende totalmente el resto de ese año y hasta junio del 2018. Además, ninguno de los montos reportados como egresos correspondientes a Seguridad Social dentro de estados de actividades coincide con lo que realmente se pagó. A pesar de la ausencia de pagos al ISSEMYM la UAEM continuaba reportando egresos por concepto de Seguridad Social.

2018-08-21 10_48_52-concentrado de comprobantes de pago al ISSEMYM 2018.xlsx - Excel (Error de activ

¿De dónde sacaron tan rápido 600 millones de pesos?

¿Por qué lo reportado en los «Estados de Actividades» no coincide con los pagos reales en el 2016?

 

En este punto se resalta el hecho del 24 de febrero del 2017, cuando Alfredo Barrera Baca, en su calidad de candidato a la rectoría de la UAEM, respondió a un reportero que lo cuestionó sobre la deuda UAEM-ISSEMYM, que: “…hoy estamos al día y sin ningún problema…”.

 

Barrera Baca asumió el cargo de rector de la UAEM en el 2017 y ya en su cargo deslegitimado de rector de la UAEM afirmó ante nuestra cámara, sobre la deuda al ISSEMYM: «…ya nos regularizamos…».

En el mismo video Javier González Martínez afirmó que “De toda la aportación quincenal que hacemos en seguridad social, cerca de 22 millones de pesos, tres millones corresponden a descuentos que se hacen directamente al trabajador, esa es la magnitud de lo que es el pago.”, por lo que se entiende que la UAEM ya estaba pagando puntualmente sus obligaciones de seguridad social desde que le dieron la rectoría Alfredo Barrera Baca.

Derivado de lo anterior y sin que González se diera cuenta, se aportó un elemento más que eleva de manera importante las probabilidades de que un promedio de 22 millones de pesos hayan sido desviados y gastados o invertidos en algo diferente a le seguridad social, pues Javier refiere que las aportaciones quincenales que hacían eran de 22 millones de pesos, mismos que también se reportaban como utilizados para pagar seguridad social en los estados de actividades mensuales, pero que, desde que Barrera era candidato y hasta mediados del 2018 nunca llegaron al ISSEMYM.

¿Qué ha hecho Javier y sus domados rectores con esos miles de millones?

 

Alfredo Barrera Baca comenzó a firmar los “Estados de Actividad” a partir de mayo del 2017, en ellos se continuaron reportando cantidades millonarias que supuestamente usaron para cubrir los pagos de Seguridad Social, pero, en realidad en ningún mes de ese año se pagó al ISSEMYM, por ejemplo, en cada uno de los meses del 2017 en los “Estados de Actividades”, firmados por Alfredo Barrera Baca, Javier González Martínez e Ignacio Gutiérrez Padilla,  declararon bajo protesta de decir verdad, que hubo egresos millonarios en el rubro de Seguridad Social, y después, en el periodo de enero a junio de 2018 hicieron lo mismo. La suma de los millones declarados con destino al ISSEMYM  desde 2017 hasta junio del 2018 fue de  $348,638,375.95 MXN, ni un solo peso de esa cantidad se pagó al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios.  Nadie de ese trío ha podido explicar el destino y uso real de esos millones.

2018-08-21 10_57_11-concentrado de comprobantes de pago al ISSEMYM 2018.xlsx - Excel (Error de activ

¿Qué ganaría Alfredo Barrera con decir “…hoy estamos al día y sin ningún problema…”  y ocultar la deuda?

¿Sabrá qué se ha hecho con tantos millones y lo estará ocultando?

¿Algúna generosa rebanada de pastel para Baca?

Es muy revelador saber los montos anuales reportados en los «Estados de Actividad» como egresos con destino al ISSEMYM, pero que no llegaron en tiempo y forma desde el 2014 al 2016, y también los que desde septiembre de ese año y hasta junio del 2018 se desviaron en el camino; el resultado fue el siguiente:

Año

Millones de pesos

2014

$47,021,286.98

2015

$177,029,245.72

2016

$336,360,701.54

2017

$348,638,375.95

2018

$189,412,927.70

Total

$1,098,462,537.89

 

Es importante comentar que en ninguno de los años revisados se encontró que hubiera coincidencia entre las cantidades mensuales, respaldadas por los comprobantes de pago emitidos por el ISSEMYM  y lo que la universidad declaraba mensualmente como egresos a través de los “Estados de Actividad”, por ejemplo, el total de comprobantes de pago del mes de enero del 2014 fue de $17,697,208.98, pero la UAEM reportó un egreso de $21,517,328.11 en el “Estado de Actividad” del mismo mes y año.

Algunos artículos de la Ley General de Responsabilidades Administrativas parece que podrían aplicarse a las conductas de los servidores públicos implicados serían:

  1. Será responsable de desvío de recursos públicos el servidor público que autorice, solicite o realice actos para la asignación o desvío de recursos públicos, sean materiales, humanos o financieros, sin fundamento jurídico o en contraposición a las normas aplicables.
  2. Incurrirá en abuso de funciones el servidor público que ejerza atribuciones que no tenga conferidas o se valga de las que tenga, para realizar o inducir actos u omisiones arbitrarios, para generar un beneficio para sí o para las personas a las que se refiere el artículo 52 de esta Ley o para causar perjuicio a alguna persona o al servicio público.
  3. Será responsable de encubrimiento el servidor público que cuando en el ejercicio de sus funciones llegare a advertir actos u omisiones que pudieren constituir Faltas administrativas, realice deliberadamente alguna conducta para su ocultamiento.

 

Es preocupante como el flamante contralor de la UAEM ha firmado permanetemente estados de actividad financiera que refieren que han salido millones de pesos de la UAEM para cubrir el pago de Servicios de Salud que no llegaron en los meses reportados a las arcas del ISSEMYM ¿Habrá negocio ilícito de por medio?

Es importante señalar que desde hace más de un año Alfredo Barrera y el Secretario de Administración de la UAEM se comprometieron publicamente a contactarnos para tener una reunión y explicar a detalle todo lo relacionado con el tema de la deuda al ISSEMYM, sin embargo no dieron cumplimiento a su promesa ¿les faltará información o tamaños?

El monto de la deuda de la UAEM al ISSEMYM hasta el 7 de julio de este año es de $1,521,922,306.35, pero hasta el momento ningún funcionario ha renunciado ni ha sido sancionado. Eso sí, ahora pretenden solucionar todo con la firma de un convenio de reestructuración de deuda, tal vez con la esperanza de que en algún momento los trabajadores engañados dejen de preguntar qué hizo la UAEM con los millones que les retuvieron  puntualmente y que por no haber llegado al ISSEMYM, pueden ser una de las razones de la falta de medicamentos y mal servicio de seguridad social que reciben los trabajadores.

2018-08-21 08_12_45-2018 06 18 R293.pdf - Adobe Acrobat Reader DC

 

Es de vital importancia para las finanzas del Estado y para esclarecer el manejo de los recursos que la UAEM les ha retenido a miles de trabajadores, que el OSFEM pueda realizar una auditoría tan detallada y eficaz como las de la Auditoría Superior de la Federación o incluso aún mayor. Si lo que encuentre lo observa igual que en la cuenta pública del 2016, pondría en duda su razon de ser.

 

 

Apoyo a PUAEM

Gracias a tu apoyo económico podremos continuar investigando actos de posible corrupción en la UAEM y en otras instituciones públicas.

MX$100,00