Archivo de la etiqueta: Eugenio Eduardo Gasca Pliego

UAEMéx: un negocio de más de 20 mdp para empresas vinculadas a Mario Alberto García Huicochea

Por: Augusto López| Primera de tres partes

Toluca, México; 8 de diciembre de 2020. La Universidad Autónoma del Estado de México entregó recursos públicos 20 millones 878 mil 100 pesos y 42 centavos, en un periodo que va, casi en su totalidad, de 2016 hasta septiembre de 2020, a tres negocios con el mismo domicilio fiscal vinculados con el empresario local Mario Alberto García Huicochea, con actividad en medios de comunicación e impresos.

Captura de pantalla de la cuenta en Twitter de @Mariogarciahui

Lo anterior, de acuerdo a facturas obtenidas por Transparencia, correspondientes a diversos pagos por conceptos de publicidad y trabajos de impresión.

Las tres empresas involucradas en esa facturación a la UAEMéx, cuyo rector es Alfredo Barrera Baca son:

1.         Monotipo Imprenta S.A. de C.V., donde se realizaron impresiones de gacetas tipo libro.

2.         UnoCero Laboratorio Multimedia S.A. de C.V., que factura inserciones publicitarias en la revista impresa Escaparate, así como “actividades” en el portal electrónico http://www.alfadiario.net.

3.         Elite Multimedios S. A. de C.V., que ha elaborado informes anuales en formato de libro, carteles y otro tipo de impresos.

Al cierre de este año el monto acumulado cobrado por estas tres empresas habrá superado los 22 millones de pesos.

La UAEMéx negó la entrega de otras facturas solicitadas, aunque este medio de comunicación interpuso recursos de revisión ante el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de México y Municipios (Infoem).

En promedio, los montos anuales pagados por la UAEMéx a esa triada empresarial rebasaron los 4.4 millones de pesos, superando lo que había declarado la Universidad como total entregado al resto de los medios de comunicación en 2017, que alcanzó los 3.4 millones de pesos y al año siguiente los 3.2.

Esta información está soportada documentalmente por más de 170 facturas emitidas por UnoCero Laboratorio Multimedia, Monotipo Imprenta y Elite Multimedios, las tres con domicilio en Santos Degollado 636, en la colonia Santa Clara de la capital mexiquense, a la la Universidad Autónoma del Estado de México.

UnoCero Laboratorio Multimedia S.A. de C.V, Monotipo Imprenta S.A. de C.V y Elite Multimedios S. A. de C.V.

De 2016 hasta agosto de 2020 la UAEMéx pagó, por la impresión de gacetas, desde julio de 2016 a agosto de 2020, la cantidad de 9 millones 976 mil 420 pesos con 42 centavos.

Durante la administración del rector Eugenio Eduardo Gasca Pliego (2009-2013) se imprimían 500 ejemplares de la Gaceta Universitaria. Ese tiraje se expresaba en facturas hasta septiembre de 2016, pero a partir de los meses siguientes del mismo año se facturó como “1 servicio”, sin establecer el número de ejemplares, y fue hasta la factura correspondiente a la Gaceta de agosto de 2017 cuando se volvió a especificar la cantidad, que bajó a 300, o en algunos casos, hasta 100 piezas.

Las características de los ejemplares solicitados a Monotipo Imprenta S.A. de C.V., son: “impreso en papel bond 90 grs. A 2×2 tintas y 4×0 los forros, Impreso en papel bond 90 grs. A 2×2 color especial, plastificado mate, engrapado, páginas más forros”.

Otro tipo, es un “impreso en papel bond 90 grs. A 2×1 tintas los interiores y a color los forros y páginas, incluyendo forros”.

Ejemplar de Gaceta Universitaria #263 en impresión tipo libro, facturada por Monotipo Imprenta S.A. de C.V.

Aquí algunos ejemplos de trabajos que se han facturado a la UAEMéx por parte de Monotipo Imprenta:

1.         Por 500 ejemplares de la Gaceta #255, con 98 páginas, se cobró a la UAEMéx 301 mil 600 pesos. El costo por ejemplar fue de 603 pesos con 20 centavos.

2.         Por 300 ejemplares de la Gaceta #263, con 34 páginas, se cobró a la UAEMéx 134 mil 560 pesos. El costo por ejemplar fue de 448 pesos con 53 centavos.

Una cotización igual a la del ejemplo de la Gaceta 263, realizada con un proveedor ubicado en la calle de Juan Aldama, colonia Francisco Murguía de la ciudad de Toluca, arrojó un costo de 15 mil pesos entregando 500 ejemplares.

3.         En octubre de 2019 se imprimieron 100 ejemplares de un número extraordinario, con 18 páginas, y se cobró a la UAEMéx 56 mil 840 pesos. El costo de cada una de las gacetas fue de 568 pesos con 40 centavos.

4.         En agosto de 2020 la factura por 300 ejemplares del número 302 de la Gaceta Universitaria, con 125 páginas fue de 284 mil 548 pesos, por lo que cada una costó 948 pesos con 49 centavos.

Otras cotizaciones arrojaron entre 30 mil y 50 mil pesos por 300 ejemplares. En todos los casos los costos fueron notablemente más bajos que los de Monotipo Imprenta.

Respecto a las cotizaciones de 500 y 300 ejemplares, la UAEMéx, en ningún caso, logró aportar documentación donde señalara qué parte de la administración universitaria recibió físicamente las impresiones tipo libro, facturadas por Monotipo Imprenta, de las gacetas. En el mismo sentido, no entregó los documentos que dieran constancia a cuántos ejemplares se recibieron en cada caso, tal como se le requirió en la solicitud de información 00530/UAEM/IP/2020, y porque en las facturas de las gacetas 259 y hasta la 265 se omitió incluir el número de piezas, solamente se especificaba “1 servicio”. Por lo tanto, se tomaron las cantidades de las facturas en las que sí se especificaba el número de ejemplares.

La diferencia de costo por ejemplar entre Monotipo Imprenta (color azul) y una imprenta distinta (color naranja) se muestra en las siguientes gráficas.

Desde hace varios años las gacetas universitarias están al alcance de todos y de manera gratuita en https://www.uaemex.mx/mi-universidad/gaceta-universitaria.html.

La UAEMéx atraviesa actualmente por una crisis financiera, administrativa y política, que arrastra desde hace años. En 2017 el esquema de desvío por más de 7 mil millones de pesos para campañas del PRI, conocido como la Estafa Maestra, involucró a la Universidad local debido a contratos en los que intervinieron trabajadores universitarios de alto rango, por ejemplo Hugo del Pozzo, Janet Valero, Javier González, entre otros.

Ese mismo año, la UAEM canceló la mitad de los convenios publicitarios que mantenía con medios de comunicación explicando que había una crisis financiera. Era el rectorado de Jorge Olvera García, en cuya administración se retuvieron las cuotas de los empleados universitarios que hacían al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios, ISSEMyM, y generó un adeudo superior a los mil 500 millones de pesos. Esa práctica, como consta en documentos oficiales, continuó con Alfredo Barrera Baca, rebasando los 3 mil millones de pesos.

La subcontratación de empresas fantasma, iniciada durante la administración de Eugenio Eduardo Gasca Pliego, vivió su época de oro en la gestión de Olvera y de su administrador, Javier González Martínez. Los supuestos beneficios financieros para la UAEM nunca fueron claros ni se supo a detalle a dónde fueron a parar los montos desviados, pero esos ejercicios desembocaron en denuncias que son investigadas por la Federación, la cual podría derivar en vinculaciones a proceso por delincuencia organizada, lavado de dinero y peculado, tal como está sucediendo con servidores públicos en otras universidades.

Todavía en 2017, y pese a que la crisis financiera se agudizó ese año en la UAEMéx, en nueve meses pagó casi 3.4 millones de pesos a medios de comunicación. Ese mismo año el rector Alfredo Barrera declaraba que tenía que pedir más dinero a la Secretaría de Educación Pública para poder pagar los aguinaldos de miles de trabajadores.

Un antecedente respecto al gasto en medios de comunicación fue publicado por Viceversa Noticias en 2018 en la nota “Publicidad ante todo”, en la cual se documentó que hasta octubre de ese año la Universidad Autónoma del Estado de México había gastado, 3 millones 281 mil 3 pesos en medios. Ahí se informó que la Universidad pagó más de 11 mil pesos diarios en promocionar actividades de Alfredo Barrera Baca.

Continuará

¿JUSTIFICARON LA VIOLACIÓN A LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA? 

En  junio del 2011 los aspirantes al Gobierno del Estado de México visitaron la UAEM a petición del rector Eugenio Eduardo Gasca Pliego.

En la primera de esas visitas sucedió algo que curiosamente ningún medio local o nacional pudo documentar, aun cuando se trataba de un acto a todas luces proselitista por parte del PRI dentro y fuera de la Universidad.

Fue en la Rectoría de la Universidad Autónoma del Estado de México en donde integrantes del grupo estudiantil Ser Universitario lograron documentar en video lo que ningún otro medio de comunicación. El  viernes 10 de junio poco antes de las 10:00 horas, el equipo del entonces candidato Eruviel Ávila Villegas cometió a plena luz del día actos de proselitismo partidista que atentaron contra la legislación universitaria y contra su autonomía, ya que fue colocada una mesa en la que se podía tramitar la tarjeta «Efectiva de Eruviel», a la entrada un stand del mismo partido que repartía utilitarios, mientras los ahí presentes podían escuchar a todo volumen la canción del candidato del PRI,  admirar una camioneta también con promocionales a favor del candidato priista que estaba estacionada en el frente y el abuso mayor fue grabar contenido proselitista utilizando las instalaciones y estudiantes de la UAEM. Esa fiesta partidista permitida ya sea por compromiso o por negligencia de las autoridades competentes, transgredió de manera específica lo señalado en el artículo 4 de la Ley de la Universidad Autónoma de México que menciona: «La Universidad y sus órganos de gobierno y académicos, se abstendrán de realizar todo acto que implique militancia partidista o religiosa que comprometa la autonomía,  el prestigio o el cumplimiento del objeto y fines de la Institución.», por lo que si la Universidad convocó a los candidatos era corresponsable de garantizar que todo lo que ellos y su equipo hicieran no causara agravio a la autonomía universitaria.

Por otra parte, el artículo 16 del Estatuto Universitario Universidad Autónoma de México estabece que «son deberes de los universitarios y de la comunidad universitaria: I. preservar y fortalecer la autonomía universitaria.» y en el 28 define en su primera fracción que «los alumnos de la universidad tienen las siguientes obligaciones I. cumplir y hacer cumplir la legislación universitaria» y en el IX  puntualiza habrán de «Abstenerse de realizar actos de proselitismo a favor de cualquier agrupación política o religiosa, dentro de la Universidad». de tal manera que esto permitió descubrir que hubo alumnos que se prestaron para expresar frases a favor del candidato priista y con ello violentaron el artículo 28 del estatuto anteriormente mencionado.

¿Qué no se podía hacer proselitismo político en la UAEMEX?

En el transcurso de esta campaña y mediante perfiles falsos que pretendían desalentar a la comunidad estudiantil para que dejara de reclamar a las autoridades por los hechos proselitistas, se dejaba un mensaje que señalaba que todos los candidatos habían hecho lo mismo, por lo que se logró entrevistar a otro de ellos, Alejandro Encinas,  para cuestionarle al respecto.

En las redes sociales circuló un video que promocionaba la imagen del PRI y del  candidato Eruviel Ávila Villegas, utilizando imágenes de la Rectoría de la UAEM y  algunos alumnos para que expresaran frases previamente elaboradas con la finalidad de generar un impacto mediático para crear la percepción de que la UAEM y sus universitarios tenían afinidad con el candidato priista.

Nuevamente el grupo estudiantil contrastó diferentes maneras de actuar de la autoridad, entre un acto proselitista contra una manifestación estudiantil que recuperó mas de 2000 becas que se habían perdido y en el que personal de la UAEM sacó de sus instalaciones a estudiantes acusándolos de realizar actos proselitistas, cosa que jamás hicieron con quienes realizaron actos partidistas en la UAEM.

NO MÁS PROSELITISMO PARTIDISTA EN LA UAEMEX

Los estudiantes decidieron acudir en busca del rector para que se exigiera una disculpa pública al PRI ante el proceder abusivo y la forma dolosa en la que se utilizaron las instalaciones de la UAEM y denunciaron los hechos ante la Contraloría Universitaria, siendo atendidos por Jorge Olvera García y  Juan Portilla en quienes se apreció que tendían a minimizar los hechos y a reducir la defensa de la autonomía a una triste «invitación a no volverlo a hacer».

Algo que Olvera García reiteraba frecuentemente durante el encuentro con los estudiantes era que en las invitaciones enviadas a cada uno de los candidatos a la gubernatura estaba perfectamente señalado que no podían hacer actos de proselitismo tales como repartir, utilitarios, no porras, no pancartas, etc. Se consiguieron los documentos citados por Olvera,  pero no había nada que les indicara que no podían hacer un acto proselitista, esa falta de información desacreditaba lo tantas veces expresado por Jorge Olvera.

Casi al final de la segunda hoja se establece que la organización operativa de dichos eventos estaría coordinada por el Lic. Jorge Bernáldez García, secretario particular del rector y por el Dr. Jorge Olvera García secretario técnico de la rectoría. Por lo tanto eran ellos quienes debieron defender a la UAEM de los abusos cometidos por Eruviel Ávila Villegas, pero como se ha visto no solo no lo hicieron, sino que al parecer lo defendieron.

Desde entonces quedó la interrogante respecto a si esos hechos habrían sido de alguna manera un factor que le diera puntos extra a Jorge Olvera para llegar a la rectoría.

Queda el claro mensaje de que más allá de las declaraciones que pueda hacer cualquier funcionario de la UAEM en las que prometa defender nuestra alma mater, en la práctica está en cada uno de los universitarios que sintiéndose orgullosos de su origen universitario sepan dar los pasos que se requieran para denunciar  los abusos contra ella.

Otra cosa que llamó mucho la atención fue que ningún funcionario fue sancionado por el consejo universitario ni por la contraloría de la UAEM. Tales procederes resaltan aun más ante la amenaza de sanción contra Fermín Carreño derivado de hacer uso del derecho de libre expresión durante una entrevista de opinión, en la cual criticó aspectos de la democracia universitaria. Con ello el comité que propone el castigo deja a la vista de todos lo que parece una doble moral con un trasfondo político que posiblemente busque en realidad inactivarlo permanentemente como candidato a la rectoría en futuras elecciones y con ello facilitarle el camino a quien llegue después de Alfredo Barrera Baca.